Chocolate Ecuatoriano C.A. inicia en 1978. En ese entonces, iniciamos con la producción de tan sólo un producto; actualmente, contamos con variedad de empaques y una oferta de más de 30 productos que destacan en el mercado por su sabor y calidad.

Inicios y transiciones de la marca

Era 1978 y cinco amigas se reunieron para elaborar chocolate para sus vecinos. El trabajo lo hacían en sus casas y era básicamente un pasatiempo. Los chocolates empezaron a gustar a más y más personas. Primero fue a la familia y luego a sus amigos; todos fueron recomendando las golosinas a sus propios amigos. Para esto ya había empezado la década de 1980 y los habitantes de Quito miraban con curiosidad la construcción de pequeños centros comerciales. Uno de los primeros fue Multicentro. Allí decidieron instalar una isla para vender, de manera más formal, su producto bandera: cáscaras de naranja recubiertas de chocolate.

La idea tuvo éxito y Chocolateca daba sus primeros pasos como una iniciativa familiar con planes de expansión. Luego abrieron un local cerca de tribuna de la avenida Shyris, en donde también funcionaba ya una pequeña planta de producción. Los secretos gastronómicos pasaron a sus hijos, quienes continuaron con este negocio que hoy en día factura cerca de medio millón de dólares al año por la venta de bombones, chupetes rellenos de caramelo y frascos con frutas recubiertas de chocolate.

Nuestra actualidad

La transición para la segunda generación permitió iniciar una nueva estrategia: esta consistió en ingresar a más centros comerciales con islas como puntos de venta. Así el crecimiento de Chocolateca continuaba. En el año 2000, fue el turno de la tercera generación de la familia. Miguel de la Torre se puso al frente del negocio y fue el responsable de innovar el producto, ampliar los niveles de producción, mejorar la presentación, abrir nuevos canales de venta en cadenas como Supermaxi, Fybeca y otras.

“Fue un año duro -recuerda De la Torre-, pero la marca ya era reconocida en el mercado y competía bien ante chocolates importados”. La clave fue mantener la esencia de chocolates hechos en casa de manera artesanal. Además se mantienen las “recetas de la abuela” de este empresario. Otra estrategia fue estar atentos a los gustos del mercado. Por eso se actualizaron sabores y presentaciones. Hoy la empresa oferta sus chocolates en envases de cartón y aluminio, cajas de balsa, empaques ecológicos y envases reutilizables (que sus clientes traen).

En la planta trabajan 15 personas que manejan con destreza el chocolate y las frutas, entre las que se cuentan naranja, piña, uvilla, coco entre otras. “Lo que no ha cambiado es la cáscara de naranja recubierta de chocolate, es el producto con el que todo empezó y es el que más se vende”, dice De la Torre.

Metas de exportación

Una de las metas planteadas por la empresa es empezar a exportar a Chile y países europeos. Para lo cual, ha sido parte del proyecto Internacionalízate, iniciativa de la Unión Europea y el programa Excelencia Exportadora del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Ambos proyectos dirigidos por la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Conoce nuestros productos

Te invitamos a conocer nuestra nueva Tienda Online creada con el propósito de estar cada vez, más cerca de ti! Ingresa a: https://chocolateca.com.ec/shop/